La Diputación de Salamanca ha adjudicado el proyecto para construir el nuevo puente sobre el risco de Martiago a la empresa Castinsa por un valor de 60.000 euros y espera tenerlo listo antes de que finalice la presente legislatura en 2014.

Esta empresa tendrá seis meses para elaborar el proyecto del viaducto sobre el río Águeda que vendrá a sustituir al actual, que se encuentra en un mal estado y que según los técnicos de la institución provincial tiene unos daños en la estructura que sin ser peligrosos a día de hoy, si pueden serlo en un futuro próximo.

Este puente fue construido en torno a 1950, y la Diputación ha concluido en su informe que es necesario un arreglo inmediato o la construcción de uno nuevo en el punto kilométrico 12.900 de la carretera DSA-359. La Salina ha optado por levantar un viaducto, ya que el arreglo de las deficiencias supondría para las arcas provinciales un desembolso de en torno a 600.000 euros y esas mejoras no garantizarían larga vida a la infraestructura.